Google+ Belleza femenil: Nutrición en el embarazo

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Nutrición en el embarazo

El embarazo una etapa de cambios nutricionales

El embarazo es una etapa en donde las hormonas de la placenta provocan casi todos los cambios que se producen en la gestación, uno de ellos son los cambios nutricionales.
En el embarazo se reduce la actividad gastrointestinal, lo que favorece el reflujo, también se alenta la digestión favoreciendo la presencia de estreñimiento. Se produce mayor trabajo del corazón debido a que la cantidad total del volumen de sangre aumenta. El riñón tiene un aumento en su filtrado por lo que es común encontrar nutrimentos en orina que normalmente no se presentaban, como glucosa, aminoácidos y folatos, hay un aumento de la presión intraabdominal debido al crecimiento del útero, también aumenta la hormona progesterona entre sus acciones promueve que aumente la ventilación, esto se conoce como “hiperventilación del embarazo”.
En el segundo trimestre hay un aumento del apetito, pero que no significa que se debe “comer por dos”, es difícil describir que cantidad de alimento deben ingerir en esta etapa, ya que hay variaciones entre las mujeres. Principalmente la ingesta recomendable va en función del peso que cada mujer necesite subir en todo el embarazo y esto se sabe cuando se conoce su estado de nutrición previo (Fernández et al. 2000). Las madres que inician con un bajo peso el embarazo tendrían que aumentar más peso que las que inician con un sobrepeso u obesidad. En promedio la ganancia de peso para una mujer que inicia con un bajo peso debe ser alrededor de 12.5 a 18 kilos, para una mujer con un peso saludable la ganancia de peso debe ser entre 11.5 y 16 kilos, para una mujer con sobrepeso 7 a 11.5kg y por último para una mujer que se embaraza teniendo obesidad se recomienda aumentar entre 5 y 9 kilos en todo el embarazo (Institute of Medicine. 2009). Les recomiendo consultar a su nutriólogo para que puedan obtener un plan de alimentación de acuerdo a las necesidades de cada una.
Los nutrimentos clave en esta etapa fisiológica son el hierro y el ácido fólico. Los aportes complementarios pueden reducir la mortalidad infantil, por lo que les recomiendo tomar su suplemento como se les indica.
Hay otros nutrimentos que también, son importantes en el embarazo:
El calcio, reduce significativamente el riesgo de preeclampsia y mortalidad o mortalidad grave materna, recuerda consumir alimentos como leche, quesos, yogurth y además tortillas que también aportan calcio. El aporte complementario de zinc y de ácidos grasos omega 3, pueden reducir el riesgo de parto prematuro (Ramakrishnan. 2012)
Los ácidos grasos omega 3 son ácidos grasos esenciales que se acumulan en el cerebro y la retina durante la gestación ya que son un componente importante en las membranas de las células de estos órganos (Carlson, 2009), estos ácidos grasos no se pueden sintetiza en el cuerpo por lo que las madres tienen que ingerirlo para poder incorporarlo a su metabolismo y al del feto, pueden utilizar una cápsula de Salmón Plus de Pronat en cada comida, aportará alrededor de 1 gramo al día de ácidos grasos omega 3. En caso de ser alérgico al pescado o productos del mar pueden elegir el DHA (ácido docosahexaenoico), que es un componente fundamental del tipo omega 3 que participa en la formación de sistema nervioso central, se extrae de un alga marina por lo que las personas alérgicas pueden consumirlo en lugar de Salmón Plus para evitar la deficiencia de este ácidos graso, se recomiendan 300 mg diarios durante el embarazo y lactancia (Simopoulus et al, 1999).
Es importante mencionar que la vitamina B12 es fundamental en el embarazo y lactancia principalmente en las embarazadas que son vegetarianas “vegan” o inclusive “ovo-lacto” (que permiten incluir lácteos y huevo), por lo que se recomienda la suplementación de esta vitamina, en Natural B Complex de Pronat pueden encontrar el suplemento ideal para cubrir esta y otras vitaminas del complejo B.
Las mujeres con embarazos múltiples o las que abusan del tabaco, alcohol o drogas deberían tomar un suplemento de vitaminas y minerales (Luke, 2005).
La L-Carnitina es un transportador de grasas dentro del metabolismo, se ha observado un bajo nivel de L-Carnitina en sangre en el embarazo conforme aumenta el periodo de gestación (Hahn et al, 1977), la suplementación con 500mg de L-Carnitina diariamente (a partir de la 13va semana) puede evitar esta disminución (Keller et al. 2009).
Espero sea de utilidad la información, dejen sus comentarios. Saludos
Por: L.N.H Rodrigo Mancilla Morales