Google+ Belleza femenil: Omega 3 para aliviar los trastornos de la menopausia

lunes, 27 de febrero de 2017

Omega 3 para aliviar los trastornos de la menopausia


Buscamos soluciones, tratamientos, terapias o remedios lo más naturales posible que nos ayuden a reducir los trastornos de la menopausia. Para ello es fundamental mantener el engranaje de nuestro organismo en las condiciones óptimas, algo que se consigue, entre otras cosas, gracias al Omega 3. Y es que el Omega 3 es uno de nuestros mejores aliados para combatir los trastornos de la menopausia.

Qué son los Omega 3

Los vemos en las cajas de leche, en los yogures y en las latas de conservas. Compramos productos enriquecidos con Omega 3 y en realidad no sabemos para qué sirven los famosos Omega 3. Los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados imprescindibles para nuestro organismo. Su importancia quedó al descubierto cuando un estudio sobre los esquimales reveló su alimentación rica en Omega 3 y su escasa incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Estos ácidos grasos Omega 3 ejercen una función protectora frente a los problemas cardiovasculares, regulando a la vez la presión arterial. Teniendo en cuenta estos beneficios de los Omega 3, resultan un método de prevención sano y natural para algunos de los trastornos que más preocupan a las mujeres en la menopausia. Con la salud cardiovascular protegida gracias a los Omega 3, los beneficios de estos ácidos grasos no terminan ahí.
Los Omega 3 se han revelado también muy eficaces para prevenir otros trastornos relacionados con la menopausia como la artrosis y la osteoporosis. Y además, resultan una fuente natural de hidratación de la piel desde el interior. Parece haber acuerdo en que un incremento de Omega 3 en la alimentación diaria reduce en gran medida los trastornos de la menopausia y ayuda a mejorar la calidad de vida de la mujer en la menopausia.

Dónde encontrar Omega 3

Con una alimentación sana y equilibrada orientada a aumentar el consumo de Omega 3 no haría falta tomar suplementos alimenticios ni comprar los costosos productos enriquecidos con estos ácidos grasos. La cuestión es saber en qué alimentos podemos encontrar de forma natural los Omega 3 y basar nuestra dieta en estos alimentos de forma que consigamos unos 500 miligramos diarios.
La principal fuente natural de Omega 3 es el pescado azul, como anchoas, sardinas, salmón, atún, trucha o palometa. En los mariscos también encontramos gran cantidad de Omega 3, así como en los mejillones y en los aceites vegetales. En el mundo vegetal también encontramos Omega 3, sobre todo en las semillas de chía, en las de cáñamo o en las de calabaza. Y no podemos olvidarnos de los frutos secos, que además de ser una fuente importante de Omega 3 deben ser imprescindibles en la dieta diaria.